«Dale limosna mujer, que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada.. «